Diarios de Guerra de Manuel Azaña (11)

(Esta entrada es parte de una serie)

Hablando con Santiago Pi y Suñer, enviado de Companys, Manuel Azaña vuelve a darle a la Generalitat de Cataluña, su afición favorita. La guerra sigue, nuevos desafíos aparecen, y Azaña se va convenciendo de que la mayor fuente de debilidad republicana, el motivo número uno por el que la rebelión no fue aplastada e el primer momento y por el que muy probablemente acabarán perdiendo la guerra, es Companys y el nacionalismo catalán: “ustedes, desde la Generalidad, no han proclamado una revolución nacionalista o separatista. Querían hacerla pasar a favor del río revuelto.” La estimación de Azaña se basa en la propia confesión del enviado: que, si la Guerra se hubiera ganado, todas las medidas que tomó Companys “habrían sido otros tantos triunfos en sus manos.”

IMG_20180816_180041.jpg

Azaña sigue con la conversación anterior: “apoderarse la Generalidad del Banco, o de otros establecimientos y servicios, con el pretexto de que lo hacían para que no los tomase la FAI, es caso miserable… En suma, la Generalidad, cuyo Presidente, como recuerda ahora Companys, es representante del Estado, ha vivido no solamente en desobediencia, sino en franca rebelión e insubordinación.” Hay veces en que uno se pregunta qué de cerca estuvo Azaña de escaparse de su palacete y cruzar las líneas para entregarse a los Nacionales.

 

IMG_20180816_180048.jpg

Páginas después, Azaña sigue sin olvidarse de Cataluña: “Claro está que si al pueblo español se le coloca en el trance de optar entre una federación de repúblicas y un régimen…”

IMG_20180816_180104.jpg

“…centralista, unitario, la inmensa mayoría optaría por el segundo.” Tantas cosas han cambiado desde 1937, y tantas no han cambiado nada. Azaña, que nunca da puntada sin hilo, se despide del pobre Pi con una estocada final: “No teman ustedes que los avasallen. Ya ve: la CNT les ha tenido varios meses en su mano, y al fin ha soltado la presa.”

IMG_20180816_180108.jpg

Negrín llama desde la Sociedad de Naciones en Ginebra, ese engendro que hace que por comparación la ONU nos parezca un oasis de orden y raciocionio. El presidente del Gobierno está indignado con las condiciones puestas para que los internados salgan de las embajadas donde se metieron para no ser asesinados (el ilustre médico Gregorio Marañón era uno de estos horribles fascistas, en la embajada polaca de Madrid). Prieto aprovecha para meter baza, sugiriendo que su odiado Negrín no sabe escribir; luego, continúa sardónico,”cuatro horas de catalanismo encima de todos mis quehaceres.” El lloriqueo permanente es, sin duda, el rasgo separatista que más irrita a los gobiernos españoles. Prieto, a Pi: “mire usted: yo soy de una franqueza brutal. Todo lo que pasa con Cataluña proviene de que están ustedes gobernados por un enfermo, como Companys, y dos miserables canallas como Tarradellas y Comorera.”

IMG_20180816_180117.jpg

Prieto, el obeso, haciendo chistes sobre el régimen de adelgazamiento que le han puesto en medio de la privación en que vive la población civil de la República. Privación que llevaba a que los Nacionales bombardearan ciudades con pan blanco, que a veces caía con estos envoltorios:

pan-blanco-bombardeo-madridcorto

A Azaña le caía muy bien Prieto, debía ser un hombre muy carismático, y en las páginas de este diario aparece como uno de los más brillantes y honestos republicanos.

IMG_20180816_180125.jpg

Un raro recuerdo de Azaña sobre los tiempos del alzamiento rebelde, de los que habla poco: una época en la que este locuaz escritor estuvo meses sin decir no pío. Escribe que Diego Martínez Barrio estuvo desaparecido durante los dos días en que fue presidente del Gobierno por encargo del propio Azaña (18-20 de julio de 1936).

IMG_20180816_180132.jpg

 

Largo Caballero, destituido como secretario de UGT. Azaña aprovecha para lanzar alguna puntadita contra su caído rival. Bombardeo nacional en Barcelona: 30 muertos.

IMG_20180816_180142.jpg

Azaña mira al futuro, en directa contradicción con la propia propaganda de su régimen: “Hay o puede haber en España todos los fascistas que se quiera. Pero un régimen fascista, no lo habrá… recaeríamos en una dictadura militar y eclesiástica de tipo español tradicional.”

IMG_20180816_180154.jpg

“Sables, casullas, desfiles militares y homenajes a la Virgen del Pilar. Por ese lado, el país no da otra cosa,” escribe. Se reúne con un conocido de Castellón, que le comenta “la tendencia localista, que pretende instalar un museíto en cada pueblo.” Los anarquistas, cuando entraron en Castellón, fusilaron a 102 presos en una cárcel y luego a 75 que estaban en un barco, continúa Azaña.

IMG_20180816_180202.jpg

Las interioridades de la delegación española en Ginebra son “risibles o lamentables”, le indica Carlos Esplá, jefe de propaganda, a Azaña. El presidente recibe un informe sobre la presencia de 105.000 italianos listos para acudir a la ofensiva en el frente de Aragón, lo que indica que la inteligencia del bando republicano, como muchas otras en muchas guerras, tenía el hábito de inflar las cifras de enemigos. El máximo de efectivos, incluyendo cocineros y traductores, que el CTV italiano tuvo en toda España en un momento dado, fue 50.000.

IMG_20180816_180210.jpg

Luis Nicolau, gobernador del Banco de España, explica el plan neozelandés para España en la Sociedad de Naciones: convertir al país en un mandato del insigne grupo internacional. Azaña vuelve a una de sus fantasías favoritas: que tras las elecciones del 1936 la derecha podría haber vuelto a gobernar en unas elecciones. Supongo que todo es cuestión de poner a un nuevo líder de la oposición cuando la policía te asesina al que tienes: al mal tiempo, buena cara.

IMG_20180816_181342.jpg

(Continúa)

 

 

About David Roman

Communicator. I tweet @dromanber.
This entry was posted in Diarios de Guerra de Azaña and tagged , , . Bookmark the permalink.

1 Response to Diarios de Guerra de Manuel Azaña (11)

  1. Pingback: Diarios de Guerra de Manuel Azaña (10) | Neotenianos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.