Diarios de Guerra de Manuel Azaña (10)

(Esta entrada es parte de una serie)

Azaña vuelve con el tema de Marruecos, que tantas risas ha dejado hasta ahora. Cita la idea de Largo Caballero, de traer a mujeres del Protectorado para que subleven a sus “amos” contra Franco, con la que sólo puede bromear.

IMG_20180814_182604.jpg

Otro clásico: Cataluña. Aquí Azaña rememora los primeros meses de la guerra (sin entradas en sus diarios) en los que la Generalitat quiso “conquistar” Aragón y las Baleares. Al desembarcar en Mallorca, la urgencia de las tropas era recibir cien banderas catalanas. Es increíble la pretensión de Companys, de que él no había decidido tales expediciones, que debían ser “cosa de la Consejería de Defensa”: la idea de que los políticos de Madrid son subnormales es un antiguo prejuicio catalán.

IMG_20180814_182620.jpg

 

Es verdad que los políticos se enteran a veces de las cosas por la prensa: Azaña abre el periódico y se queda de piedra viendo que el general Pozas felicita la Diada catalana con un viva a los pueblos oprimidos y sus libertades.

IMG_20180816_175948.jpg

Indalecio Prieto explica que el 33% de los comisarios políticos de la unidades republicanas son comunistas (el PCE sacó 17 de los 473 escaños en las elecciones generales de 1936), y que las JSU, parte del organigrama comunista, tienen un 16% adicional de los comisarios. Detalle curioso, que el enchufado tan inútil que han tenido que rechazar sea yerno de Margarita Nelken, una de las grandes psicópatas de la historia de la República amén de una de las grandes tránsfugas de la historia de España: feminista que votó contra el voto femenino, se pasó del PSOE al PCE en 1936 y acabó expulsada de este partido.

IMG_20180814_182654.jpg

Prieto, como Negrín y Azaña, está hasta las narices de la República: “Me tiene sin cuidado que los partidos se unan o no, porque en cuanto se acabe la guerra, de cualquier modo que sea, tengo resuelto, si salvo el pellejo, dar por terminada y liquidada mi vida política, para siempre. En el primer barco que salga para el país de habla española más lejano, tomaré pasaje.” Prieto murió en 1962, en México, no el país más lejano ni el más incómodo: a principios de 1939, fortificó el apoyo del gobierno de Lázaro Cárdenas para los exiliados republicanos, cuando Prieto acordó la venta al gobierno de México, por un precio simbólico, de equipamiento aeronáutico que había comprado la República en EEUU pero no había podido ser entregado (1). Esta peripecia también ayudó para que Prieto y sus simpatizantes se quedaran con el valioso Tesoro del Vita sacado de España hacia México, en lugar de que cayera en manos de Negrín.

IMG_20180814_182704.jpg

“En España la democracia que había se acabó al empezar la guerra. Porque el sistema imperante desde entonces no es la democracia. Es una revolución, que no ha llegado a cuajar y sólo ha producido desorden,” Azaña dice, repitiendo sin saberlo las conclusiones de Orwell en “Homenaje a Cataluña”. Continúa su soliloquio con reflexiones sobre lo incapaces que son los españoles de someterse a “una disciplina de libertad y de razón,” repitiendo aquí las conclusiones de Adolf Hitler sobre los fracasados alemanes que no hicieron realidad su sueño en 1945.

IMG_20180814_182716.jpg

Volvemos al pan nuestro de cada día: “Las cosas en Cataluña van de mal en peor.” Azaña narra el curioso episodio en que el gobierno republicano decide asaltar todas las cajas de seguridad en sus manos, en nombre de la democracia, y la Generalitat se niega a aplicar la medida en Cataluña… porque sus prohombres tienen mucho oro escondido que aún no han podido sacar a Francia. Cómo uno acumula oro con el modestísimo sueldo de un funcionario público durante una Guerra Civil, bueno… El mismo Azaña nos ha enseñado cómo.

IMG_20180814_182731.jpg

A todo esto, la órbita de Companys se sigue quejando de las desconsideraciones hacia la persona del molt honorable. Prieto estalla, por enésima vez: “Lo que quieren es dinero y hacer ellos lo que les dé la gana”.

IMG_20180814_182740.jpg

Más quejas de funcionarios catalanes, sobre la forma en que les trata el gobierno de la República. Correctamente, concluyen que lo único que une a todas las facciones del gobierno central es su aberración por Companys y sus palafreneros.

IMG_20180816_180015.jpg

Prosigue la misma cantinela:

IMG_20180816_180026.jpg

  1. El tesoro del Vita, de Francisco Gracia Alonso (2014), p. 230.

(Continúa)

About David Roman

Communicator. I tweet @dromanber.
This entry was posted in Diarios de Guerra de Azaña and tagged , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Diarios de Guerra de Manuel Azaña (10)

  1. Pingback: Diarios de Guerra de Manuel Azaña (9) | Neotenianos

  2. Pingback: Diarios de Guerra de Manuel Azaña (13) | Neotenianos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.