Cómo Franco Cesó a Yagüe para Frenar a Hitler

La Fundación Francisco Franco, tan de moda en estos tiempos, tiene una enorme cantidad de documentos en sus archivos, pero pocos historiadores tienen acceso a ellos. Por ese motivo, es valioso echar un vistazo a sus publicaciones de vez en cuando. Como ésta: un reciente artículo en el que se comenta un curioso incidente al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el cese del ministro del Aire, general Juan Yagüe, por pro-nazi.

Es interesante observar que esta razón para el cese que he citado, pro-nazismo, es abiertamente discutida por muchos historiadores. En Wikipedia, órgano de consenso, se lee que Yagüe fue cesado por Franco por estos motivos:

El pretexto oficial fue el haber dicho al embajador de Estados Unidos que el Reino Unido estaba derrotado y que lo tenía merecido. La realidad fue que Yagüe se había vuelto más explícito en sus críticas a Franco y oponiéndose a la política revanchista de Franco, estaba rehabilitando a oficiales de aviación republicanos, e incluso se había implicado en una trama para derrocar a Franco, que fue descubierta por el servicio secreto.

En su artículo para la FNFF, Francisco Bendala argumenta motivos bien distintos, casi opuestos. No sólo eso: proporciona el guión de la llamada teléfonica en la que Franco destituyó a Yagüe, que indica bastante claramente los motivos por los que decidió actuar: básicamente, porque en un momento político delicado Yagüe estaba agitando abiertamente para que España se metiera en la guerra del lado del Eje como suplicaba Hitler, algo que a Franco (y a muchos de sus leales) no le parecía buena idea.

Este es el guión que usó Franco en la llamada:

“Llamada para comunicarle el cese como ministro.

He querido delante del ministro del Ejército hacerte presente que no consentiré, etc., etc., y que te aplicaré el peso de la ley.

La doblez de conducta, formar parte de un Gobierno y por detrás de él poner cátedra de difamación del mismo…

No hay momento en que tu palabra equívoca deje de sembrar la duda…

Otra demagogia y adulación de las masas.

En tu despacho y en el de tu secretario se habla mal del Gobierno, de mí y de tus compañeros de éste…

Donde crees que hay un disgustado, allí vas a hacer simpatía.

Alemania. Consigan de los que van al Aire a esparcir la duda y torpedear el Movimiento. El poder de mano de los alemanes para satisfacer tu egolatría.

Yo tengo los ministros para enfrentarse a las dificultades, no para echar culpas y recelos contra el jefe del Estado…

No hay disidente o rebelde que no sea amparado en el Ministerio del Aire e incluso pagado con fondos nuestros…

Donde hay alguien que mee sangre, allí estás tú…

En la embajada de Alemania y en todas partes tu nombre se emplea por los buenos como sinónimo de traidor y por los malos como bandera de disidencia y síntoma de debilidad de los poderes públicos.

Todo el mundo está escandalizado hoy, como lo estuviera ayer, durante la guerra, de lo demoledor de tu lenguaje…”.

 

About David Roman

Communicator. I tweet @dromanber.
This entry was posted in Ocurrencias and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.