Diarios de Guerra de Manuel Azaña (8)

(Esta entrada es parte de una serie)

Manuel Azaña narra buenas anécdotas en su diario. Me gusta ésta, en la que un militar gana una promoción por ser el único que NO busca enchufe:

IMG_20180808_182231.jpg

El coronel Sandino, uno de los peleles de Companys en la Generalitat, es el siguiente en recibir el tratamiento Azaña: machito de boquilla, como tantos otros: “Ha sido el primero en desempeñar, digámoslo así, la prodigiosa Consejería de Defensa de la Generalidad. Juguete, víctima, y aparentemente actor muy señalado en la pueril aberración de creer que, derrumbado todo (y cooperando al derrumbamiento), iban a improvisar un order y unos métodos nuevos, nunca usados”. Nadie despreciaba tanto a los republicanos como su Presidente: “Le imponen el sacrificio de ir a París, como agregado militar. Por lo visto, no han encontrado otra manera de quitárselo de encima.” Excelente, también la viñeta del final de la página: Sandino ha decidido presentarse acompañado de Santillán, “uno de los próceres de la CNT”. Sandino, de uniforme, “Santillán, vestido de cow-boy y pistola al cinto. ‘Tomaremos Huesca el día que queramos'”, explica el payaso.

IMG_20180808_182244.jpg

Escuchar ideas peregrinas era gran parte del trabajo de Azaña. Santillán continúa explicando que tenía 4.000 hombres de la CNT dispuestos a venir a Madrid para apoderarse del oro del Banco de España. Azaña pregunta si sería por cuenta de la Generalidad, pero Santillán no le capta; su compañero Sandino acaba proponiendo que Azaña se nombre dictador de la República, o algo. El nuevo agregado militar quiere acción: o, al menos, sus jefes la quieren.

IMG_20180808_182257.jpg

Tarradellas vuelve, para explicarle a Azaña lo bien que ha hecho la Generalidad, acabando con la rebelión en todo su territorio: “Por eso hemos sabido hacer política” A este lumbrera la recibieron como a Mahatma Gandhi de vuelta a España en 1977. Azaña habría sido el primer sorprendido: comenta la actitud de “insolidaridad o semiindependencia con la irrupción sindicalista, cooperante con la Generalidad para anular al Estado y demoliendo a su vez, por cuenta propia, poderes públicos específicamente catalanes. Que Cataluña correrá, como siempre, en esta guerra, la misma que suerte que el resto de España, es una verdad palmaria, que ningún catalán desconoce ni niega (…) Se mueve entre la deslealtad y la obtusidad”.

IMG_20180808_182314.jpg

Me encanta esta referencia al Canto del Pico, una casona sobre una cumbre en Torrelodones, a unos 30 kilómetros de Madrid, que acabó en manos de la familia Franco tras la guerra: originalmente casa del conde de las Almenas, “allí iba (Indalecio) Prieto a comer todos los días”. Ultimamente se han grabado películas de terror en el lugar, abandonado y tétrico. Cuando se aparezca un fantasma obeso, pensarán que a Franco le adelgazaba la televisión.

IMG_20180808_182321.jpg

Saravia le comenta a Azaña que hay escepticismo generalizado sobrela veracidad de los partes de guerra republicanos. Esto tuvo efectos serios: cuando se tomó Brunete, nadie lo creía, lo que bien pudo coadyuvar a la enorme lentitud republicana en proseguir la ofensiva, dando tiempo a Franco a rehacer su frente.

IMG_20180808_182330.jpg

La CNT objeta a la inquina de los comunistas. Azaña escucha resignado, mientras otro grupito le repite lo que ya debe parecerle un refrán: “preferible es que se hunda todo”. Parecido a lo que Azaña ya ha anotado, procedente de Negrín y de Prieto. Obsérvense las dos referencias en esta página a Joaquín Ascaso, miembro de la CNT, durante unos meses desastroso jefe del desastroso Consejo de Aragón que resultó incapaz de apenas mover un frente enemigo defendido por grupitos minúsculos de falangistas. Los gerifaltes de la CNT se le quejan a Azaña de que Ascaso haya sido detenido; Azaña anota que se le acusa de contrabando de alhajas, un crimen que en un presunto anarquista resulta particularmente despreciable. Ascaso pasó unos pocos días detenido, antes de marcharse al exilio latinoamericano. En Venezuela montó un grupito anarquista, así que los admiradores del chavismo deberían considerarlo un excelente prócer de la patria boliviariana.

IMG_20180814_182136.jpg

Marcelino Pascua, embajador de la República en Francia, visita a Azaña y demuestra más conocimiento de la situación y raciocionio que diez de los visitantes habituales del Presidente, juntos. Está de acuerdo con Azaña en que España, para Stalin, es sólo una pieza sacrificable en la tablero internacional: “no todos quieren comprenderlo”.

IMG_20180814_182147.jpg

Pascua, miembro del PSOE, es preclaro: “si aguardamos a última hora” para llegar a un acuerdo con los rebeldes “sería como pedir los últimos sacramentos”. Como eventualmente lo fue. Como Azaña, Pascua piensa que Companys es un desleal cero a la izquierda: “Companys le ha rogado que al pasar por Barcelona, en su viaje de vuelta, no deje de visitarlo. Pascua no lo hará porque ya está advertido de lo que se busca con ese género de pleitesías”. Sobre Rusia: “Indiferencia o aceptación resignada de vejaciones increíbles”.

IMG_20180814_182157.jpg

Azaña vuelve a su tema favorito: con la disolución del Consejo de Aragón, “a Companys y a otros se les acaba la estúpida comedia de que las tierras aragonesas las había conquistado Cataluña, para la gran Catalonia. Y no les conviene nada que, en la raya occidental de Cataluña, reaparezca una autoridad responsable, suprimiendo la anarquía, con la que no les iba mal; incluso para asustar”. Continúa narrando el descubrimiento en Hospitalet, “gran reducto de la FAI”, de un “depósito de joyas y títulos robados que ascienden a sesenta millones… Es una pequeña muestra. Todo esto, y más, se sabía en Barcelona, y lo mismo que la policía del Estado ha dado con ello, pudo hacerlo la de la Generalidad.” Personalmente, no deja de sorprenderme cuán avariciosos y violentos eran estos presuntos anarquistas. (1)

IMG_20180814_182206.jpg

Durante todo este periodo (y más) la ciudad de Madrid estuvo cercada, sólo conectada con el resto de la zona republicana vía la carretera de Valencia, y permanentemente al borde la inanición. Azaña comenta, entre resignado e indignado, que se está construyendo un nuevo ferrocarril “transversal” de Tarancón a San Fernando, que debería estar acabado para septiembre de 1937 (en este reciente mapa ferroviario de la península no encuentro tal línea; supongo que jamás se concluyó). Peores son las reflexiones al final de la página: cómo en los tres primeros meses de guerra se quemó la gasolina y se vaciaron las despensas en un carnaval revolucionario.

IMG_20180814_182243.jpg

Continúa Azaña, sobre cómo se quedó Madrid sin nada a mediados de 1936: “fue el placer del derroche, un signo de la vida nueva”. Obsérvese en esta entrada, y en muchas otras, como Azaña da vueltas sobre la idea de que la República del Frente Popular, en particular después del 18 de Julio, ofrece por todos lados una imagen de caos revolucionario, de sangrienta algarada de la que se supone que saldrá un nuevo mundo, sin plan ni concepto ni conocimiento alguno. Hubo tantos casos así en el siglo XX que es mejor no detallarlos. “Durante algunos meses, para no pasar hambre en Madrid, había que ser de la CNT”. Ah. “No pude averiguar, durante el Gobierno de Caballero, quién o quiénes eran los directores y responsables del abastecimiento de Madrid”. Ajá.

IMG_20180814_182251.jpg

Otra visión de las abigarradas milicias sindicales que han llenado las películas españolas de imágenes de heroísmo revolucionario desde 1975: “La provincia (de Cuenca, a decenas de kilómetros de cualquier frente) está arrasada por las columnas de milicias revolucionarias. Por allí anduvieron, en el otoño, los valientes de Del Rosal, que después de estorbar y correr en Madrid, en cuanto arreció el peligro, aparecieron milagrosamente situados a noventa kilómetros a retaguardia.” Añade Azaña: “Como se lo había pronosticado yo a Galarza”. La gloriosa Columna del Rosal tiene una página en Wikipedia, sin mención alguna a los diarios de Azaña.

IMG_20180814_182301.jpg

A estas alturas, Azaña ya tenía más que calado al lehendakari vasco, obviamente. Le llega Aguirre con el cuento de que las tropas vascas que salían corriendo del frente y hacia barcos ingleses lo hacían con la intención, no de escapar para siempre del Norte, evitando irse hacia la zona republicana de Santander-Asturias, no, sino llegar hasta Francia; y una vez allí recruzar la frontera para unirse al frente en Aragón. Nadie se lo cree, claro. “Aguirre llega a decir en su telegrama que, prohibiéndolas la salida, las tropas vascas se pondrán en contra de la República. Vamos, que desertarán.” Ahí no mentía, y eso fue lo que, en muchos casos, ocurrió.

IMG_20180814_182311.jpg

  1. El historiador progresista Paul Preston comparte mi sorpresa. Aquí, escribe sobre la FAI: ‘En paralelo a los conflictos por la carencia de alimentos y las colectivizaciones, otro tipo de violencia se generó cuando las fuerzas del orden trataron de reducir a los aproximadamente setecientos integrantes de las “patrullas de seguridad y control” que se crearon en los primeros días de la guerra. Bajo la dirección del exaltado faista Aurelio Fernández Sánchez los patrulleros armados los constituyeron una mezcla de militantes dispuesto a eliminar el antiguo orden burgués y los delincuentes de derecho común que habían sido puestos en libertad de las cárceles donde se encontraban. En su conjunto, actuaron de forma totalmente arbitraria, registrando y con frecuencia desvalijando domicilios, deteniendo a gente denunciada como derechistas y, no en último término, asesinándolos. Como resultado a principios de agosto de 1936 ya habían cometido numerosísimos delitos y más de quinientos paisanos habían muerto en Barcelona.’

(Continúa)

About David Roman

Communicator. I tweet @dromanber.
This entry was posted in Diarios de Guerra de Azaña and tagged , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Diarios de Guerra de Manuel Azaña (8)

  1. Pingback: Diarios de Guerra de Manuel Azaña (7) | Neotenianos

  2. Pingback: Diarios de Guerra de Manuel Azaña (12) | Neotenianos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.