Giorgio Perlasca, Personaje Clave en la Mitología de Sanz Briz

En una larga serie de posts hace ya muchos meses escribí sobre el papel de España durante el Holocausto. Ocasionalmente me llegan respuestas deslavazadas sobre estos posts, por Twitter, que me apuntan a tal o cual artículo que contradice las conclusiones que expuse, como por ejemplo éste de Eduardo Martín de Pozuelo, que es un excelente ejemplo de la mitología construida en torno al papel del cónsul español en Budapest, Angel Sanz Briz:

Esta historia tiene otra cara trágica, pero muy honrosa. Mientras se producían las deportaciones y España negaba el pan y la sal a miles de seres humanos, unos horrorizados diplomáticos españoles actuaban por su cuenta y en contra de las órdenes emanadas de Madrid. Falsificaron documentos y lograron salvar a cientos de personas. Todos alertaron a Madrid del genocidio en telegramas secretos, y dos de ellos, Ángel Sanz Briz, desde Budapest (Hungría), y Julio Palencia, de la legación de España en Sofía (Bulgaria), fueron crudamente explícitos en sus mensajes. El primero, conocedor del llamado “protocolo de Auschwitz”, avisó de las matanzas en cámaras de gas, y el segundo, testigo presencial desde su embajada, escribió a Madrid avisando del desastre humano. Julio Palencia redactó, con el respeto de un funcionario en una dictadura, varias cartas que envió a su ministro y cuya lectura emociona al más endurecido “… por si acaso VE considera digna de ser tomada en consideración mi sugerencia… tenga a bien concederme cierta elasticidad para… conceder visados a israelitas de no importa qué nacionalidad o condición… pues los judíos están siendo víctimas de una persecución tan cruel y encarnizada que a la persona más ponderada y fría pone espanto en el ánimo el contemplar las injusticias y horrores que estas autoridades vienen cometiendo…”, rezaba una carta de Palencia de 14 de septiembre de 1942. El ministro no autorizó los visados que solicitó Palencia, que, desesperado, llegó a adoptar a dos jóvenes judíos para salvarlos de la muerte. Tres años después, cuando la guerra mundial cambió de curso y los aliados presionaron a Franco, este se apropió de los actos heroicos de estos diplomáticos para ganarse la benevolencia de los vencedores.

Obsérvese en primer lugar que el citado Julio Palencia recibió la Cruz de Isabel la Católica por sus esfuerzos; y el Ministerio sí aprobó la solicitud de sus visados, como indico en este post. ¡Pero si hasta han puesto una placa en Sofía para celebrar el hecho!

Julio_Palencia_y_Tubau_memorial_plaque,_Vasil_Aprilov_Str.,_Sofia

Ojo al detalle: ciudadanos BULGAROS judíos. Tengan en cuenta que la cara dura de Martín de Pozuelo es tal que acusa al gobierno español de permitir la muerte de ciudadanos ESPAÑOLES judíos — pero insistiendo en quedarse con sus posesiones. Observen el periodo: 1940-43, mientras España era no “neutral” como Martín de Pozuelo sostiene, sino “no beligerante” y con tropas luchando junto al Eje.

Casi todo lo que escribe Martín de Pozuelo es falso o tergiversado (obsérvese el “negaba el pan y la sal…” aplicado a un régimen que sobrevivía entre la hambruna de su propia población, y aún así sin cerrar la frontera de los Pirineos).

Es interesante que la Fundación Raoul Wallenberg le diera un premio a Martín de Pozuelo en 2009…

…por sus esfuerzos por echar basura sobre la historia de su propio país — lo que tiene sentido dado lo mucho que tiene que ocultar Suecia sobre su papel deshonroso en el Holocausto, que incluye los negocios de la propia familia Wallenberg con el nazismo, una permanente fuente de controversia desde los años 1940.

Y eso por no hablar de los miles de judíos que se quedaron con un palmo de narices cuando intentaron emigrar a Suecia. Llama la atención, que los que ganaron dinero haciendo con los nazis ahora dediquen parte de sus rentas a pagar a los que calumnian a aquellos que ayudaron a las víctimas de los nazis. Y todos dándose palmaditas en la espalda, unos a otros, satisfechos de su grandeza moral.

Para que esto siga funcionando es imprescindible la idea de que Sanz Briz actuó solo, sin apoyo del gobierno, en contra del gobierno, un héroe anónimo de Hollywood al que cualquier día interpreta Ryan Gosling: si fueran a reconocer que Sanz Briz era sólo un modesto funcionario que fue una pequeña parte ejecutora de una política, todo el chiringuito se viene abajo.

En la fantasía de Sanz Briz como ángel salvador solitario que tanto alimenta Martín de Pozuelo, hay una figura clave italiana, al que el propio autor cita con alabanzas: Giorgio Perlasca.

Ya que es bien sabido que Perlasca hizo tanto, o más, que Sanz Briz, y su familia italiana y el gobierno de su país le dieron mucho bombo hace años, es imprescindible que Perlasca sea desconectado del todo de la política española.

Por ello, Perlasca aparece en numerosos artículos sobre Sanz Briz, como heroico italiano (ex voluntario fascista en España) que “se hizo pasar por cónsul español” para salvar judíos en Budapest después de que Sanz Briz se marchara; de hecho, ésa es la historieta oficial italiana, plasmada en una película del todo falsaria del año 2002. La misma versión es abiertamente promovida por la Fundación Wallenberg, lo que explica muchas cosas.

Por las dudas, tal es también la versión tanto en la Wikipedia en inglés como en la de habla castellana, a mediados de 2019: “se hizo pasar por cónsul español”. Aquí Martín de Pozuelo nos escribe sobre Perlasca:

pozuelo2

Esto ilustra mucho sobre la credibilidad que tiene un autor, y todos los que lo promueven y hacen dinero con él. Si podemos probar que lo que escribe Pozuelo aquí es falso, ello levanta obvias dudas sobre otras cosas que argumenta y que son más difíciles de comprobar. Porque lo de Perlasca está a un par de clicks de distancia: la propia familia Perlasca se montó hace años una página web en la que incluye documentos oficiales (accesible sólo vía Wayback Machine porque ha sido misteriosamente retirada) que prueban sin lugar a dudas que:

-Perlasca sí se nacionalizó español (él mismo explica la peripecia en una larga carta al Ministerio de Exteriores en Madrid, colgada en la web, que envió después de haber salido de Budapest).

relazione di perlasca

(Traduzco el último párrafo, el más relevante: “Dado que la Legación de España podría acelerar una vasta y meritoria actividad a favor de los judíos si tuviera personal (Sanz Briz no era judío), ofrecí trabajar en ese trabajo humanitario. El encargado de negocios me contrató voluntariamente, a una labor muy intensa sin remuneración, dándome las licencias necesarias para la organización y administración de las casas españolas protegidas, donde se alojaban los judíos a quienes el gobierno de España estaba solicitando protección. También se me emitió el documento que me calificaba como oficial permanente de Legación”)

-Perlasca fue cónsul español: los primeros documentos corresponden a sus cartas credenciales, con sello, firma y membrete; este nombramiento no fue jamás revocado.

perlasca1

Si a alguien le quedan dudas: ésa es también la POSTURA OFICIAL DEL MINISTERIO ESPAÑOL DE ASUNTOS EXTERIORES, que reconoce a Perlasca el grado de diplomático:

diplomaticos españoles con judios

Supongo que el argumento de Martín de Pozuelo es que Perlasca ocupó el consulado español al marcharse Sanz Briz, falsificó documentos con la connivencia de los empleados (de otro modo, no sé cómo este presunto prófugo italiano en Budapest, cuyo manejo del complicado idioma húngaro era seguramente mínimo, habría podido hacerlo) y luego se molestó en mantener informado sobre sus manipulaciones al gobierno español, mientras utilizaba sus falsas atribuciones para entregar visados y otra documentación española a quien quisiera, sin que ni en Madrid ni en Budapest todo esto le preocupara a nadie. De hecho, desde Madrid le felicitaban por su arrojo, por lo visto.

Martín de Pozuelo puede creerse esta versión si quiere, y de hecho debe creérsela para mantener su papel de enfangador de España por el mundo, sobre el que ha basado su carrera. Que no nos la haga creer a los demás, por favor. Cuando un presunto de trabajo de investigación en archivos durante años se desmonta con una hora de búsquedas en Google, la estafa es obvia.

 

 

About David Roman

Communicator. I tweet @dromanber.
This entry was posted in Franco, España y los Judíos, Ocurrencias and tagged , , . Bookmark the permalink.

1 Response to Giorgio Perlasca, Personaje Clave en la Mitología de Sanz Briz

  1. Pingback: España, Franco y los Judíos (2) | Neotenianos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.