Desigualdades durante el asedio de Leningrado

En “Los 900 Días,” un estimable libro sobre el asedio de Leningrado, Harrison E. Salisbury escribe a propósito de la hambruna durante el horrible invierno de 1941-42, el peor de los que sufrió la ciudad bajo asalto nazi:

“Surgió un cierto orden de inanición. No cayeron primero los viejos. Fueron los jóvenes, especialmente aquellos que vivían con las raciones más pequeñas. Los hombres murieron antes que las mujeres. Las personas sanas y fuertes colapsaron antes que los inválidos crónicos. Este fue el resultado directo de la desigualdad de las raciones. Los jóvenes recibían una de dependiente, que era idéntica a la ración de los niños hasta la edad de doce años. A partir del 1 de octubre, esto equivalía sólo a 200 gramos, aproximadamente un tercio de barra de pan, sólo la mitad de la ración de un trabajador. Por ello murieron tan rápido. La ración para hombres y mujeres era la misma: 400 gramos de pan para los trabajadores, 200 para todas las demás categorías. Pero los hombres gastaban más energía, al llevar una vida más vigorosa. Necesitaban más comida. Sin ella, morían más rápidamente que las mujeres.”

Advertisements

About David Roman

Communicator. I tweet @dromanber.
This entry was posted in Ocurrencias and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.