Cuando Lacan Encontró a Heidegger

En The New Spectator, Stuart Jeffries se echa unas risas con el recientemente publicado libro Vida con Lacan, escrito por su ex amante Catherine Millot (ah, Francia, el único país del mundo donde las ex amantes publican evocativas memorias…).

Jacques Lacan, eminente psicoanalista e ídolo de Slavoj Zizek, quien ha hecho tanto por explicar su muy opaca obra, era un gran aficionado a los pedos y los eructos, a los que podía llegar a dar un toque intelectual, según cuenta Millot, aún admirada por la actitud despreocupada de un tipo erudito que la sedujo cuando él tenía 70 años, y ella 28, menos que la hija más pequeña de Lacan.

La mejor anécdota del libro, Jeffries reporta, es sobre el único encuentro entre el sabio Lacan y el ya por entonces legendario Martin Heidegger, quien acababa de sufrir un infarto, en 1976 (la traducción es mía):

Su esposa insiste en que los visitantes se pongan zapatillas cuando entren. Una vez sentado, Lacan lanza una larga disquisición sobre los nudos borromeos que, como explica Millot, se convirtieron en una característica de gran importancia de su pensamiento. Llega a sacar un pedazo de papel para dibujar sus nudos, mientras que Heidegger, acostado en una chaise longue, como un sujeto de análisis sometido a medidas radicales por un psiquiatra desesperado, cierra los ojos y no dice ni una palabra. “Me pregunté si esta era su manera de expresar su falta de interés o si fue debido al declive de sus facultades mentales”, reflexiona Millot. De cualquier manera, Lacan (“quien no era un hombre que se diera por vencido”) insiste en sus obsesiones hasta que Frau Heidegger, preocupada porque la visita esté cansando a su marido, los saca del domicilio, no sin antes reclamar las zapatillas. Tal fue el encuentro de dos grandes intelectuales europeos. Nunca sabremos si el silencio de Heidegger llevó implícito el rechazo de la teoría psicoanalítica lacaniana tardía, pero es posible.

 

 

 

Advertisements

About David Roman

Communicator. I tweet @dromanber.
This entry was posted in Ocurrencias, Zizekiana and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Cuando Lacan Encontró a Heidegger

  1. Pingback: De Qué Va Slavoj Zizek, en 10 Cómodos Fascículos | Neotenianos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.