Una buena excusa para sacar banderas europeas

Esta foto, que llegó a la portada de algún periódico español, se ha convertido en quizá la peor imagen posible para el nacionalismo catalán:

ninos catalanes

Son niños pequeños que parecen estar bloqueando una autopista. Niños, prácticamente bebés. Es difícil imaginar algo más deleznable que poner a niños pequeños en primera línea de una disputa política: he cubierto muchas protestas y manifestaciones violentas y recuerdo que, siempre que hay problemas de verdad y se reparten porrazos, los que desaparecen más rápido son los padres con niños pequeños. Y luego los ancianos.

Te habrás fijado en lo que escribí, ¿no? “Que parecen estar bloqueando una autopista”. Porque hay dudas fundamentadas de que los niños estuvieran realmente bloqueando nada; parece ser que el grupo de gente que realmente bloqueaba la autopista estaba por delante de ellos, con lo que los niños no corrían ningún peligro. Pero esta película, como otras, va de imágenes, y al final queda esta imagen, buscada por ellos mismos, del plan genial del separatismo catalán: niños pequeños bloqueando una autopista, pidiendo la liberación de “presos políticos”.

El uso de ancianos en primera línea fue bien documentado durante el reférendum separatista del 1 de octubre, en el que las imágenes de ancianos arrastrados y detenidos por la policía lograron el objetivo que los organizadores habían pretendido al poner a los abueletes en primera línea: dar pena al público internacional.

Todo esto muestra que el conflicto catalán se ha convertido en el primer conflicto del todo posmoderno. Sin apenas auténtica violencia ni por un lado ni por el otro (un puñado de heridos leves el 1 de Octubre, después de todo), el procés está plenamente asentado en el terreno simbólico. Es significativo que una de las grandes imágenes que nos ha dejado es la de este ruso que le recuerda a los separatistas los peligros de quemar ruedas, con lo que ello implica: una salida del marco simbólico:

El ruso sabe de lo que habla: en el conflicto de Maidán en Ucrania en 2014, hubo mucho rollo posmoderno, mucha propaganda lacrimosa para extranjeros (guapas ucranianas hablando de la corrupción del gobierno prorruso, eslóganes en inglés para consumo de CNN…) pero al final salió el toque del Este, por así decirlo, y todo acabó en baños de sangre en Kiev y luego en Donbás. Y no ha muerto más gente sólo porque a Vladimir Putin no le interesa.

En Cataluña, crucemos los dedos, parece que no habrá baños de sangre, de momento. Parece que todo seguirá en el marco propagandístico-simbólico posmoderno, de momento. Pero que conste que la batalla de la propaganda la perderán los separatistas si se les ve tanto el plumero: ¡niños en medio de una autopista! Es obvio que las patologías abundan en el bando nacionalista, pero la idea debería ser mantenerlas bajo control, no exhibirlas de ese modo.

En 2015, estuve en Barcelona cubriendo la Diada de aquel año, y me chocó la imagen cívica, esplendorosa, de cientos de miles, tal vez más de un millón de catalanes, unidos por un ideal: un ideal estúpido y destructivo, pero un ideal. Niños, abuelos, padres, madres, jóvenes, rastas, pijos… Era algo impresionante.

Hablando con un colega del Wall Street Journal, me gustó su teoría sobre el subidón del separatismo catalán en la última década: él pensaba que en gran medida se debía a la posibilidad que hay en Cataluña, como en Escocia, de tener una tribu europea que exhibe orgullosa sus símbolos tribales, sus esteladas y sus morenetas, sin que la ideología dominante les llame nazis y supremacistas blancos.

Con la excusa del anti-españolismo, el catalanismo logra un hueco para refocilarse en los instintos más primitivos del ser humano, el instinto grupal, la pertenencia; pero, cuando ponen a sus propios niños en el altar del sacrificio, aunque sea sólo para la foto ilustrativa de su conflicto posmoderno, se nota un poco demasiado.

 

 

Advertisements

About David Roman

Communicator. I tweet @dromanber.
This entry was posted in Ocurrencias and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s